Quiénes somos


FCJ Refugee Centre da servicio a refugiados y otras personas en riesgo debido a su estatus migratorio, y acoge a cualquiera que necesite consejo o ayuda en estos temas. Nos ocupamos de los problemas a los que los recién llegados a Canadá se enfrentan de manera sistemática, incluyendo falta de recursos, marginación y discriminación.

Una cantidad innumerable de personas se han beneficiado de nuestros servicios. Algunos se han convertido en residentes en nuestras casas de acogida y utilizan nuestros servicios de asentamiento para refugiados, mientras que otros usan solo los servicios de protección a refugiados del Centro.

Damos apoyo a todos y todas, de cualquier modo que sea necesario: ayuda con el papeleo, traducción e interpretación, acompañamiento, derivación a abogados de inmigración conectados con nuestra organización, orientación para servicios sociales locales, desarrollo de habilidades y asesoramiento para apoyar un inicio positivo y saludable de la nueva vida en Canadá.

Otros, además, obtienen información y guía a través de nuestros programas de educación popular, que incluyen cursos de capacitación, seminarios, talleres y publicaciones.

Actualización por la COVID-19

En el FCJ Refugee Centre seguimos trabajando en solidaridad con los migrantes en situación de precariedad. Entendemos que estos son tiempos difíciles e inciertos para muchos, y estamos aquí para apoyar y brindar información a quien lo necesite. Ofrecemos información a través de nuestras sesiones virtuales todos los jueves, y en nuestro podcast Borderless Voices.

Seguimos ofreciendo nuestros servicios de forma remota: puede contactarnos por teléfono o correo electrónico. Apoyamos a las familias que no tienen acceso a las asignaciones de emergencia y distribuimos alimentos todas las semanas.

Reconocemos que los migrantes en situación de precariedad se ven especialmente afectados, como personas racializadas y marginadas. Teniendo en cuenta la salud y la seguridad de toda nuestra comunidad, hemos realizado algunos ajustes en nuestro entorno de trabajo diario. Seguimos ofreciendo tantos servicios de forma remota como nos es posible por teléfono, correo electrónico o cualquier otro medio electrónico a nuestro alcance.

Gracias a su apoyo durante la pandemia de COVID-19, el Centro de Refugiados de FCJ ha permanecido abierto. Ser transparentes es nuestra forma de decir gracias.

Eche un vistazo al trabajo que hemos venido realizando: